Tropa de la FANB padece calamidades | Cúpula «guaidista» no supera el fracaso del 23 de febrero, el mesianismo y las deficiencias formativas en la dirigencia alrededor del “interino | Ring de Prensa América @AmericaPrensa

Tendencias
@AmericaPrensa

* La tropa en la FANB de Venezuela estaría padeciendo muchas calamidades que provocan su desmotivación. Algunas son la falta de buena alimentación, uniformes y equipamiento, lo cual no contribuye a aumentar su moral. Por las deserciones frecuentes de oficiales de bajo rango les prohibirían salir de sus comandos con armas asignadas y uniformes. Se afirma que hay colectivos incluso mejor equipados.

* Profetas del desastre predicen y no hay más que esperar se equivoquen, que pudiera empeorar la crisis energética y la falta de agua potable en Caracas.

* La cúpula «guaidista» no puede superar el fracaso del pasado 23 de febrero, cuando no logró el ingreso de la ayuda humanitaria a Venezuela. No hubo un mea culpa del «interino». El alto mando militar nunca se sumó a su llamado y la población fronteriza no salió masivamente a conformar el «corredor humanitario».

* El mesianismo surgido con el chavismo ha estigmatizado a Venezuela. Muchos venezolanos esperan a un nuevo Mesías político y los «guaidistas» consideran a Juan casi como un elegido divino.

* Las deficiencias intelectuales y la ausencia de formación profesional son resaltantes en algunos dirigentes del núcleo duro del «guaidismo». Varios de ellos carecen de conocimientos históricos y tampoco muestran interés en asesorarse con especialistas que les podrían aportar importantes contribuciones formativas. Está demás decir que la ignorancia de la historia es mala consejera.

* Algunos dirigentes «guaidistas» no terminan de ubicarse dentro del contexto actual y parecen estar más bien en campaña electoral. Los recursos empleados para convocatorias, tarimas, sonido, pantallas gigantes, movilizaciones y demás, bien pudieran invertirse en ayuda humanitaria, alimentos, medicinas y agua potable que muchos venezolanos necesitan. Ejemplos de esas actitudes, que son algunas veces motivo de indignación, se han suscitado en la zona oriental de Venezuela.

* No muy bien se habla del secretario del despacho de Guaidó Roberto Marrero, otro de los llamados «presos políticos» del «guaidismo». Su desempeño como Director de Rentas Municipales en Baruta al parecer estuvo marcado por situaciones muy graves de corrupción.

Deja tu Comentario

Comentarios