Papa Francisco anima en Rumanía a acabar con los viejos y actuales rencores

Tendencias
El Papa Francisco dirige una misa en el Santuario Mariano en Sumuleu Ciuc, Miercurea Ciuc, Rumania / Foto Inquam Photos / Octav Ganea a través de REUTERS

 

El papa Francisco pidió transformar “los viejos y actuales rencores” en Rumanía en “nuevas oportunidades de comunión”, durante la misa que ofició en el santuario mariano de Sumuleu-Ciuc, uno de los más importantes para la minoría católica.

En su segundo día de viaje a Rumanía, Francisco lanzó un mensaje de unión entre las distintas identidades sociales y religiosas del país, de mayoría ortodoxa, y acudió a la región de Transilvania, donde se concentra gran parte de los católicos y rumanos húngaros.

En una explanada próxima al santuario, el pontífice les recordó en su homilía que la peregrinación al templo representa a un pueblo “cuya riqueza son sus mil rostros, culturas, lenguas y tradiciones”.

Por esa razón pidió: “No nos dejemos robar la fraternidad por las voces y las heridas que alimentan la división y fragmentación”.

“Los complejos y tristes acontecimientos del pasado no se deben olvidar o negar, pero tampoco pueden constituir un obstáculo o un motivo para impedir una anhelada convivencia fraterna”, señaló.

Francisco sostuvo que “peregrinar significa sentirse convocados e impulsados a caminar juntos pidiéndole al Señor la gracia de transformar viejos y actuales rencores y desconfianzas en nuevas oportunidades para la comunión”.

Así como “descubrir y transmitir la mística de vivir juntos, de no tener miedo a mezclarnos, encontrarnos y ayudarnos”.

“Es el compromiso de luchar para que los rezagados de ayer, sean los protagonistas del mañana, y los protagonistas de hoy no se vuelvan los rezagados del mañana. Lo cual requiere el trabajo artesanal de tejer juntos el futuro”, defendió el papa.

“Por eso estamos aquí para decir juntos: Madre enséñanos a hilvanar el futuro”, proclamó desde el corazón de Rumanía, un país en el que la minoría católica sufrió la persecución del régimen comunista y las tensiones con la mayoritaria Iglesia ortodoxa.

A la misa asistieron la primera ministra rumana, Viorica Dancila, y el presidente de Hungría, János Áder, dada la gran presencia de rumanos de etnia húngara en Transilvania, que perteneció al Imperio Astro-húngaro hasta su desintegración tras la I Guerra Mundial.

El santuario mariano de Sumuleu-Ciuc, al pie de los Cárpatos, de estilo barroco y situado en un monasterio franciscano, es una meta histórica de peregrinaje para los católicos de etnia y lengua húngara de Rumanía y de otros países.

Francisco donará a la talla de madera de la Virgen del santuario la “Rosa de Oro” que los papas entregan en sus peregrinaciones marianas: se trata de un jarrón con el escudo pontificio del que salen dos rosas en oro de 24 quilates y con sus pétalos en resina.

Francisco llegó al lugar en papamóvil, saludando a los miles de fieles que le esperaban, y después de un largo viaje desde Bucarest, primero en avión y después en coche hasta Sumuleu-Ciuc, pues las adversas condiciones climáticas impidieron el uso del helicóptero.

Es la primera vez que un papa acude a la región de Transilvania, pues Juan Pablo II finalmente no acudió en su histórico viaje a Rumanía hace exactamente veinte años, en 1999. EFE

The post Papa Francisco anima en Rumanía a acabar con los viejos y actuales rencores appeared first on LaPatilla.com.

Deja tu Comentario

Comentarios