La mal pagada cooperación de Marrero | Héctor presidente y la condenada sentencia a la ex-jueza Afiuni

Tendencias
@AmericaPrensa

* Así le paga el diablo a quien bien le sirve. Roberto Marrero fue puente entre el gobierno de Nicolás Maduro y Juan Guaidó. Marrero organizó y coordinó la famosa reunión en el Hotel Lido donde estuvieron presentes Diosdado Cabello, Freddy Bernal y el encapuchado del suéter, en la que éste otro les prometería que no se juramentaría como presidente encargado, para luego sorprenderlos al día siguiente en una asamblea publica. La captura de Marrero tiene distintas lecturas, como la de ser un pase de factura por la juramentación y por no poder influir efectivamente sobre el “interino”, en sus decisiones acerca del oficialismo y de unas elecciones negociadas. También se escucha que Marrero pagaría por beneficios tangibles recibidos para que Guaidó aceptara convocar unas elecciones negociadas, que no pudieron ser acordadas. Ahora quizás se convierta en moneda de cambio para que el “interino” acepte.

* Lo sucedido con Marrero se asemeja mucho a lo que estuvo a punto de ocurrir antes con Julio Borges cuando no avaló con su firma Los acuerdos que el madurismo propuso durante las negociaciones de República Dominicana.

* Roberto Marrero se convierte en “mártir” de la oposición, víctima de alguna manera de su relación con maduristas y cabellistas.

* Empresarios afectos al madurismo están siendo visitados para pedirles su apoyo en una no muy lejana campaña electoral, llevándoles la idea de que Héctor Rodríguez, gobernador del estado Miranda y dirigente del PSUV, será candidato presidencial del chavismo si se llegase a convocar unas elecciones negociadas.

* Completa condena por parte de amplia mayoría de la oposición tras la sentencia de 5 años de prisión contra la ex-jueza María Lourdes Afiuni. No obstante, cabe recordar que quien instruyó el expediente en su contra fue Luisa Ortega Díaz, a quien muchos opositores le rinden hoy gran tributo.

Deja tu Comentario

Comentarios