¿Quién es Thor Halvorssen? La sombra detrás de las acusaciones a Francisco D’Agostino y Alejandro Betancourt

Nacionales Tendencias

Este martes, el Tribunal de Distrito Oriental de New York, notificó sobre la sentencia hacia Francisco D’Agostino y Alejandro Betancourt, la cual los deja absueltos de cualquier acusación, resaltando así la inocencia de los empresarios venezolanos. Pero ¿quién es Thor Halvorssen? Y ¿por qué se ha empeñado en demandar a estos dos financieros?

Al ingresar el nombre de Thor Halvorssen, en Internet, la búsqueda arrojará que se trata de un empresario, nacido en Caracas en 1976, portador de la cédula de identidad: V- 11.311.257 y según muestra la web está residenciado en el municipio Chacao, donde también ejerce su derecho al voto, si así lo hace. Este año arribó a sus 46 años, y cursó estudios en la Universidad de Pennsylvania.

Pero específicamente en el portal Wikipiedia, se puede leer que:

“Thor Leonardo Halvorssen Mendoza, es un defensor de los derechos humanos y productor de cine. Halvorssen es presidente de la Human Rights Foundation, una organización dedicada a proteger los derechos humanos y fundador del Moving Picture Institute”.

Cuatro demandas, cuatro rechazos por falta de pruebas

Ahora bien, Halvorssen, ha dedicado gran parte de su carrera y vida en demandar a Alejandro Betancourt, quien es dueño de la empresa Derwick Associates, la cual está enfocada en ingeniería especializada en la instalación y ensamblaje de plantas de generación de electricidad.

El 20 de noviembre de 2013, el defensor de derechos humanos como esta descrito en Internet, interpuso una demanda hacia Alejandro Betancourt y la compañía Derwick Associates, el demandante apelaba al delito de difamación, pero se presentó una moción por parte de los demandados, y el juzgado desestimó las acusaciones.

En 2014 se repitió la historia, pero en este punto Halvorssen señalaba que Betancourt y Derwick tenían conexiones con altos funcionarios del chavismo, por lo que los acusó de entregar sobornos para recibir contratos del Estado venezolano. Ante esta demanda también se demostró la inocencia y legalidad del empresario venezolano y su compañía.

Una vez más en junio de 2015, Halvorssen, colocó acusaciones contra la empresa Derwick Associates y su dueño Betancourt, en esta oportunidad luego de una audiencia probatoria se definió la inocencia de los implicados, por lo que el demandante quedó desestimado por falta de pruebas.

En 2019, ante un juzgado en New York, Halvorssen perdió otra batalla legal, pues no cuenta con pruebas contundentes para sustentar un juicio, por ello en la realización del prejuicio este 9 de septiembre, el juez que llevaba el caso sentenció la total inocencia de Alejandro Betancourt Francisco D’Agostino, quienes atravesaron por cuarta vez una querella legal.

Deja tu Comentario

Comentarios