Mosquitos y hormigas le ganan otra batalla a Alex Saab en Cabo Verde

Internacionales Nacionales

No solo la incertidumbre sobre su futuro sino también la cárcel de Cabo Verde, donde está recluido, están, aparentemente, haciéndole pasar al empresario barranquillero Alex Saab muy amargas horas en ese país insular africano.

Según la radio RCV del archipiélago, Saab se ha quejado de las condiciones de su celda en la cárcel de la isla de Sal, a donde fue trasladado hace 9 días desde la cárcel de San Vicente, otra isla.

La nota radial señala que Saab protestó porque la celda que ocupa está a merced de los mosquitos y de las hormigas, y le pidió a la dirección del centro penitenciario mejores condiciones, dado que debe cuidar su salud por tener problemas de hipertensión arterial, disfunción de la tiroides y azúcar.

La dirección de la cárcel no quiso referise a las quejas de Saab, dice RCV en su informe. El empresario está bajo extremas medidas de seguridad según el medio radial.

Allí, en la cárcel de Sal, había estado ya luego de su captura el pasado 12 de junio, y se quejó entonces de malos tratos.

A ese lugar fue llevado pocas horas después de que su avión hizo una escala para cargar combustible y autoridades caboverdianas lo detuvieron en cumplimiento de una orden de Interpol, que había recibido, a su vez, una solicitud de Estados Unidos para buscarlo.

Estados Unidos quiere su extradición para juzgarlo por blanqueo de dinero producto de sus operaciones, a través de empresas domiciliadas en varios países del mundo, con el gobierno de Nicolás Maduro. La oposición venezolana y autoridades estadounidenses aseguran que Saab es un testaferro del presidente Nicolás Maduro.

Saab está a la espera de que se defina si es extraditado a Estados Unidos, lo cual ya se tramita ante el Ministerio de Justicia de ese país y ante un tribunal, o si puede quedar libre, como lo pide el gobierno venezolano, que alega que su detención fue ilegal y violó del derecho internacional, porque Saab tiene pasaporte venezolano, es un «agente» suyo y tiene inmunidad diplomática.

Con información de Semana.com

Deja tu Comentario

Comentarios