Empresita de maletín registrada en Turquía, es ahora comercializadora de crudo de Pdvsa

Nacionales

PDVSA recurrió a varios compradores poco conocidos que incluyen una pequeña empresa turca sin refinerías pero con vínculos el gobierno del presidente Nicolás Maduro, según documentos internos y una fuente de PDVSA reseñados por Reuters.

Por DMB | lapatilla.com

Hasta hace poco, algunas de las empresas petroleras y de refinación más grandes del mundo, incluidas las empresas estadounidenses Chevron y Valero Energy, se alineaban para tomar cargamentos petroleros venezolanos y PDVSA tenía un riguroso proceso de investigación para garantizar que los compradores potenciales tuvieran la capacidad de pagar.

Tres fuentes con conocimiento del asunto dijeron a Reuters que los directores en una reunión del 14 de marzo de la junta de PDVSA eliminaron temporalmente algunos requisitos para nuevos clientes o proveedores, entre ellos el de tener al menos dos años de experiencia en la industria petrolera.

Ni PDVSA ni el ministerio de petróleo de Venezuela respondieron a las solicitudes de comentarios para esta historia.

A raíz de los cambios, una compañía turca llamada Grupo Iveex Insaat comenzó a comprar petróleo venezolano en abril, según documentos relacionados con los planes de carga de PDVSA e informes internos sobre exportaciones e importaciones para la primera mitad del año revisados por Reuters.

Los registros de la Cámara de Comercio de Estambul muestran que Iveex Insaat se formó hace menos de un año con un capital de solo 10,000 liras ($ 1,775) y su principal actividad es la de “construcción residencial”.

Según los documentos, fue una de las cinco empresas que cargaron buques para tomar el crudo mejorado de Venezuela, entre sus aceites más valiosos, de abril a junio. Iveex cargó cuatro cargamentos de crudo y productos venezolanos en abril, equivalente a poco menos del 8 por ciento de las exportaciones de petróleo de Venezuela, y nada en mayo o junio, según los documentos de PDVSA.

De acuerdo con los documentos internos de PDVSA, Iveex fue una de las cinco firmas que se postularon para cargar crudo mejorado venezolano desde abril a junio. Iveex cargó cuatro cargamentos de crudo y productos venezolanos en abril, equivalente a poco menos del 8% de las exportaciones de petróleo de Venezuela, nada en mayo o junio, según documentos de PDVSA.

Los registros de la compañía turca muestran que Iveex Insaat es propiedad de Miguel Silva, un empresario venezolano que dirige la Cámara de Exportadores de Venezuela y que también se desempeñó en la administración de Maduro en un cargo en el Ministerio de Vivienda.

En su cuenta twiiter, Mkiguel Silva se cataloga de Cristiano, empresario, estadista, revolucionario y visionario. Presidente de @cavex_camara. Candidato ANC #17. Postea fotos con sus vínculos oficialistas.

En su cuenta instagram, Silva hace alarde de sus viajes en la condición de Presidente de @cavex_camara

View this post on Instagram

…TROYA…..mirando de frente y viviendo la historia de la humanidad ……

A post shared by Miguel Silva Pérez (@miguelsilva_p) on

Reuters no pudo determinar los términos bajo los cuáles Iveex Insaat está recibiendo petróleo venezolano. Tampoco fue posible confirmar quién finalmente compraría y refinaría el crudo, ya que la empresa no tiene refinerías.

Ni Iveex Insaat Group ni Silva respondieron a las solicitudes de comentarios.

Una fuente de PDVSA, otra de una firma naviera y de inspección marítima —que declinaron dar sus nombres— dijeron a Reuters que Iveex había acordado entregar combustibles a PDVSA a cambio de petróleo venezolano.

Con su red de refinación trabajando en mínimos por demoras en planes de mantenimiento, falta de crudo y frecuentes incidentes, Venezuela ha padecido problemas de escasez de combustible en meses recientes.

Las otras dos compañías que comenzaron a fletar crudo de PDVSA desde que se impusieron las sanciones son Melaj Offshore Corp, registrada en Panamá; y Sahara Energy, una unidad de Sahara Group, basada en Nigeria. Los dos cargamentos petroleros de PDVSA se hicieron poco después de que se anunciaran las sanciones, según muestran documentos internos de la compañía.

Sahara Energy no respondió a correos electrónicos y llamadas para solicitar comentarios. Reuters no pudo encontrar los datos de contacto de Melaj.

Los lazos con Turquía

Los acuerdos con Iveex destacan los crecientes vínculos comerciales entre Venezuela y Turquía, cuyo presidente Tayyip Erdogan ha apoyado a Maduro, junto a Rusia, Cuba y China.

Turquía es uno de los principales compradores de oro que comercializa el régimen de Maduro, que se ha convertido en una fuente importante de efectivo a medida que cae la producción de petróleo.

Silva registró Iveex Insaat con un socio turco llamado Erhan Kap el 27 de septiembre de 2018, solo una semana después de que Maduro visitó Estambul.

Kap, quien es un guía turístico de Estambul según sus perfiles de redes sociales, declinó hacer comentarios cuando se le contactó por teléfono.

De acuerdo con la biografía de Silva en el sitio web de Iveex, Silva ha tenido varios puestos dentro de la administración de Maduro, incluido el servicio en el Ministerio de Vivienda en 2014 y la coordinación de un plan de desarrollo gubernamental para el estado occidental de Táchira en 2013.

El Ministerio de Información de Venezuela, que responde a las solicitudes de los medios de comunicación en nombre del gobierno, no respondió a un correo electrónico en busca de comentarios.

El sitio web de Iveex dice que es una “empresa de distribución y comercialización de productos básicos físicos” centrada en productos derivados del petróleo y petróleo crudo con oficinas en Londres, Estambul y Caracas. Dice que utiliza una “flota arrendada de buques regionales”.

Si bien el sitio web describe la “larga experiencia” en el comercio y la distribución de petróleo, una revisión de las iteraciones anteriores del sitio utilizando Internet Archive muestra que se agregaron referencias al comercio de petróleo después de noviembre de 2018.

PDVSA vendió barriles por primera vez a Iveex Insaat en abril, cuando cargó el petrolero Seamuse con 294.413 barriles de gasolina natural y nafta ligera virgen con destino a Oriente Medio, según muestran los documentos comerciales de PDVSA.

El barco aún no ha descargado y permanece anclado cerca de un puerto de Kuwait, según los datos de Refinitiv Eikon. Días después, se cargó una carga similar para Iveex en el petrolero Vinjerac.

La firma turca también cargó a los petroleros Delta Kanaris y Delta Harmony con más de 1 millón de barriles de crudo de Hamaca, un petróleo mejorado que PDVSA ha tenido problemas para vender porque su principal mercado era Estados Unidos.

Sin embargo, estos tres buques permanecen anclados en puertos venezolanos. PDVSA no les ha permitido navegar hasta que Iveex entregue al menos una de varias cargas de combustible destinadas a compensar la primera carga que tomó, dijeron la fuente de PDVSA y dos fuentes de envío.

Deja tu Comentario

Comentarios