Carlos Enrique Gill Ramírez, esposo de la asesora “guaidista” Chepita Gómez Sigala (FOTOS)

Nacionales

¿Quien es Carlos Enrique Gill Ramírez?

Carlos Enrique Gill Ramírez es un Empresario venezolano-paraguayo. Es presidente del Grupo Corimón, corporación venezolana dedicada a la producción y comercialización de pinturas. En su propio perfil en Linkedin, destaca que ha tenido experiencia en los sectores automotriz, hotelero, industrial, seguros, salud y comercial; y llegó a participar en la reestructuración del Banco Unión, Mercedes Benz Venezuela, Banco Capital, Banco Canarias y Bancentro. Fue también propietario de Banorte, entidad que vendió cerca de año y medio antes de ser intervenida por el Estado. Además de esto, es señalado por mantener buenas relaciones con el gobierno del presidente Evo Morales en Bolivia y con el gobierno venezolano para así adquirir varias empresas en aquel país -entre ellos dos medios de comunicación y una empresa ferroviaria-. Durante una entrevista realizada por el portal web El Deber aseguró que forma parte del proyecto del tren bioceánico que tiene como objetivo unir a tres países (Brasil, Bolivia y Perú) de América del Sur. “El bioceánico es un proyecto que debe realizar el Estado boliviano. Nosotros, como el consorcio privado que tiene la concesión, empujamos para que esto suceda”, indicó.

Carlos Enrique Gill Ramírez el Banquero de Nicolás Maduro

Hijo de diplomáticos paraguayos, nacido en Paraguay, emigró a Venezuela durante los primeros años de su vida. Tras pasar por los colegios y universidades mejor posicionados en el país junto a su hermano Víctor Gill, conocido como el banquero del régimen de Nicolás Maduro, es ahora el presidente de la Junta Directiva del Grupo Corimón. A su vez, Gill es señalado de mantener estrechas relaciones con los gobiernos de Venezuela y Bolivia, gracias a lo cual logró adquirir más de la mitad de empresas ferroviarias de Andina y Oriental, además de dos medios de comunicaciones, el Diario La Razón Extra. Vínculos empresariales El principal socio del Grupo venezolano Corimón y conocido como el “empresario del chavismo”, Carlos Enrique Gill Ramírez, cerró en el año 2015 la adquisición del 50% de dos empresas ferrocarrileras bolivianas, según el diario El Deber. El portal web Armando Infoque reúne a una serie de reporteros investigativos, en medio de su indagación respecto a los negocios de Carlos Gill y pesquisas realizadas en Bolivia, solicitaron en Corimón el correo electrónico y teléfono del Presidente del Grupo, sin embargo se les proveyó información errada luego de que él afirmara que mantenía la misma información desde hace 18 años y que se encontraba en su empresa. A su vez, el Grupo Corimón sugirió que era más fácil ubicarlo a través de Proa Comunicaciones, la agencia de comunicaciones liderada por su esposa Chepita Gómez. Por ahí tampoco alcanzaron el éxito. En un último intento, se envió un correo electrónico reiterando la solicitud, respecto a la cual nunca se recibió respuesta. Asimismo, en otra ocasión, tras adquirir Bridgestone Corp., la empresa fabricadora de cauchos más grande del mundo, también se negó a emitir comentarios cuando fue cuestionado por la agencia de noticias norteamericana, Reuters.

Un magnate paraguayo compra a Platinum la promoción de lujo General Oráa 9

Carlos Enrique Gill Ramírez, dueño de la mayor industria de pintura latinoamericana y de los ferrocarriles de Bolivia, ha adquirido esta exclusiva promoción como primer paso de su expansión por España

Fachada de General Oráa 9, la promoción de lujo que Platinum Estates ha vendido a Gill.
Una nueva fortuna latinoamericana ha irrumpido en el mercado residencial de lujo español. Se trata de Carlos Gill Ramírez, empresario paraguayo de nacimiento, pero venezolano de adopción, que acaba de comprar a Platinum Estates la promoción de alto ‘standing’ General Oráa 9, según ha confirmado El Confidencial. Esta venta es la primera desinversión que lleva a cabo el fondo asiático en nuestro país y se enmarca dentro de la política de rotación de activos que ha puesto en marcha en su primer fondo español, para concentrarse en levantar e invertir los 500 millones de su nuevo vehículo. Esta venta es la primera desinversión que lleva a cabo el fondo asiático en nuestro país y se enmarca dentro de su política de rotación de activos Para Gill, esta adquisición es solo el primer paso dentro de sus planes de crecimiento en nuestro país, donde ha constituido la sociedad Sari Holdco con la vista puesta en seguir protagonizando operaciones que le permitan crear su propio emporio inmobiliario. Uría ha representado al empresario latinoamericano en la compra de General Oráa y Garrigues a Platinum, mientras que Engel & Völkers continuará como comercializador de las viviendas. Tras obtener todas las bendiciones del Ayuntamiento de Madrid, las obras de esta promoción de lujo se encuentran ejecutadas casi al 70% y permitirán transformar este edificio de 1926 en 10 viviendas de alto ‘standing’, con entre 348 y 409 metros cuadrados cada una, y dos áticos de 500 metros cuatros con 250 metros de solárium y piscina privada, cuyos precios de venta oscilan entre 3,6 y 10 millones de euros por vivienda.
Interior de una de las viviendas de General Oráa. (EC)
Interior de una de las viviendas de General Oráa. (EC)
Desde que Platinum adquirió esta promoción a la catalana Renta, hace cuatro años, siempre se ha dicho que iba dirigida a compradores latinoamericanos interesados en contar con una vivienda en el barrio de Salamanca. Sin embargo, lo que nadie se atrevió a aventurar es que sería también un empresario del otro lado del Atlántico quien terminaría haciéndose con todo el proyecto, con la vista puesta en finalizarlo y sacarlo al mercado.

Fortuna industrial

Nacido en Paraguay, en julio de 1956, con apenas seis años Carlos Gill tuvo que trasladarse con su familia a Venezuela, donde terminó siendo cónsul honorario de su país natal. Tras estudiar Odontología en la Universidad Central de Venezuela, el empresario participó en importantes reestructuraciones como las de Banco Unión, Mercedes-Benz Venezuela, Grupo Corimón, Banco Capital, Banco Canarias de Venezuela y Bancentro Banco Comercial.
Carlos Enrique Gill Ramírez
Andrés, Carlos Enrique Gill Ramírez y su esposa Chepita Gómez
Actualmente es presidente de Grupo Corimón, corporación venezolana de pinturas, productos químicos y envases flexibles, que presume de ser el mayor conglomerado de este tipo en todo el subcontinente y que cotiza en la Bolsa de Valores de Caracas. Además, hace cuatro años, Gill compró el paquete de control de Ferroviaria Oriental, sociedad que opera los ferrocarriles del este de Bolivia, y, meses después, hizo lo mismo con la red occidental del país, al adquirir al chileno Luksic la Ferroviaria Andina. Entre sus operaciones más recientes destaca la compra de Bridgestone Firestone Venezuela.  
Andrés Gill y su esposa Clementine Goutal

Así vive Andrés Gill y su esposa Clementine Goutal

Andrés y Clementine se casaron en México en 2015, curiosamente Andrés usa el apellido Rodríguez con el objetivo de mantener un bajo perfil, pero Chepito como le dicen de cariño como todo enchufado también le encanta divulgar su vida de lujos y placeres. Chepito, fue uno de los deportistas de mayor reconocimiento y proyección en la equitación, con varios trofeos ganados, primero en Latinoamérica entre los jinetes de habla hispana y en el puesto 41 del ranking mundial; pero un accidente automovilístico, el 4 de enero, truncó su exitosa carrera, pero no lo alejó de los guisos de su padre. Mientras los venezolanos mueren por falta de medicinas y alimentos esta familia de enchufados viven en el capitalismo “salvaje”.  

Deja tu Comentario

Comentarios