Los rostros de temor e incertidumbre de los venezolanos tras el Madurazo

Economía Portada

Los venezolanos reaccionaron el sábado con temor e incertidumbre a los anuncios del presidente Nicolás Maduro en la víspera, que incluyeron una devaluación del 96 por ciento y un alza salarial significativa, a pocos días de la entrada en vigor de una reconversión que eliminará cinco ceros a la moneda local.

Maduro anunció tarde el viernes que habrá un tipo de cambio único que usará como referencia la criptomoneda Petro, lo que implica una tasa de referencia muy por encima de la oficial vigente y podría acelerar la hiperinflación.

Hablando del petro esto y el petro lo otro, (Maduro) no termina de aceptar que aquí vivimos de acuerdo al precio del dólar. Esto es la soberbia del socialismo“, dijo a Reuters Alberto García, de 44 años, mientras caminaba en una zona comercial de Punto Fijo, al noroeste del país sudamericano.

El mandatario también aumentó 60 veces el salario mínimo, que usará como referencia el patrón del petro. Cada trabajador pasará a ganar 1.800 bolívares soberanos, el equivalente de 180 millones de bolívares actuales, de acuerdo al anuncio presidencial, lo que supone una enorme carga para las empresas.

El salario mínimo actual es de 3 millones de bolívares y con los bonos de alimentación llega a unos 5,2 millones de bolívares actuales.

El ministro de Comunicación e Información, Jorge Rodríguez, señaló el sábado que el Gobierno asumirá parte de los costos del ajuste salarial de la nómina de la pequeña y mediana empresa, pero no adelantó detalles de cómo lo hará.

“Son medidas no ajustadas a la realidad, un cierre descomunal de empresas y un desempleo total, va a ver un caos“, comentó un ingeniero de 62 años que realizaba cola en una carnicería del barrio Las Flores de San Cristóbal.

“¿Con qué recursos pagarán a las empresas de la noche a la mañana si no tenían para aumentar el sueldo a las enfermeras y médicos? No es coherente, esto es una bola de nieve que nos arrastra a la pobreza”, agregó.

Los principales gremios empresariales del país aún no han estimado el impacto de las medidas, especialmente en relación al pago del nuevo salario, según fuentes del sector.

Críticos afirman que las medidas anunciadas por Maduro, que se traducen en una megadevaluación y el aumento del salario, no aliviarán la hiperinflación que azota a la nación petrolera, que según estimaciones del Fondo Monetario Internacional podría llegar a 1 millón por ciento para finales de año.

“El Gobierno no se ha dado cuenta todas las aristas de este mega problema en el que ha metido al país. Vamos camino a más hambre, desempleo, escasez y necesidad”, dijo Benito Peña, de 64 años y profesor en la occidental ciudad de Barinas.

Reuters/Reporte de Deisy Buitrago, Alexandra Ulmer, Mayela Armas en Caracas, y Mircely Guanipa en Punto Fijo, Issac Urrutia en Maracaibo, Anngy Polanco en San Cristóbal, Francisco Aguilar en Barinas y María Ramírez en Puerto Ordaz

 

Agosto 18, 2018. REUTERS/Marco Bello
REUTERS/Carlos Garcia Rawlins
REUTERS/Carlos Garcia Rawlins
REUTERS/Carlos Garcia Rawlins
REUTERS/Carlos Garcia Rawlins
REUTERS/Carlos Garcia Rawlins
REUTERS/Carlos Garcia Rawlins
REUTERS/Carlos Garcia Rawlins
REUTERS/Marco Bello
REUTERS/Marco Bello
REUTERS/Marco Bello
REUTERS/Marco Bello
REUTERS/Marco Bello
. REUTERS/Marco Bello
REUTERS/Marco Bello
 REUTERS/Marco Bello
REUTERS/Marco Bello
REUTERS/Marco Bello
REUTERS/Marco Bello
REUTERS/Marco Bello
REUTERS/Marco Bello
REUTERS/Marco Bello
REUTERS/Marco Bello
REUTERS/Marco Bello
REUTERS/Marco Bello
REUTERS/Marco Bello
REUTERS/Marco Bello
Agosto 18, 2018. REUTERS/Marco Bello

Comments

comments