Home > Nacionales > La crítica de Escotet ante prórroga de 90 días a la intervención de Banesco

La crítica de Escotet ante prórroga de 90 días a la intervención de Banesco

El gobierno de Venezuela prorrogó por 90 días la intervención del principal banco privado del país, Banesco, alegando haber detectado sociedades de alto riesgo financiero, informó un documento oficial difundido este lunes.

La Superintendencia de Instituciones del Sector Bancario y el ministerio de Economía y Finanzas justificaron la decisión al asegurar que la junta interventora identificó “empresas relacionadas y clientes que mantienen relaciones comerciales con países (…) de riesgo alto” como Colombia o Panamá, según la resolución.

“Recibimos con absoluta perplejidad la prórroga (…), pues nos resulta absurda, injusta y sin fundamento legal”, expresó en Twitter Juan Carlos Escotet, presidente de la entidad financiera, que tiene presencia en Estados Unidos, Panamá, República Dominicana y España.

El gobierno de Nicolás Maduro ordenó en mayo pasado la intervención de Banesco por 90 días tras la detención de once directivos del banco por supuesta complicidad en “operaciones especulativas” contra la moneda local, el bolívar.

Todos fueron liberados días después con medidas restrictivas como presentación periódica en tribunales, informó el fiscal general, Tarek William Saab.

Según Saab, los detenidos son sospechosos de facilitar o encubrir supuestos “ataques” contra el bolívar mediante la fuga de papel moneda hacia otros países y la especulación con el precio del dólar en el mercado negro.

El pasado 2 de agosto, el gobierno autorizó a privados a negociar divisas en casas de cambio tras 15 años de prohibición, aunque aún no se conocen detalles de cómo serían esas operaciones.

Ello luego de que, a petición del Ejecutivo, la oficialista Asamblea Constituyente que rige el país derogara una ley que castigaba con multas y penas de hasta 15 años de cárcel a quienes transaran divisas al margen de un rígido control cambiario. Sin embargo, los ilícitos previos seguirían siendo sancionados.

Venezuela enfrenta una demoledora crisis económica, con hiperinflación proyectada en 1.000.000% por el FMI para 2018 y desabastecimiento de alimentos básicos y medicinas.

A eso se suma la escasez de efectivo, debida -según analistas- a la acelerada pérdida de valor de los billetes por la inflación. Un nuevo cono monetario que restará cinco ceros al bolívar entrará en circulación el próximo 20 de agosto.

Comentarios

Comentarios