Sanciones de EEUU a Venezuela afectan capacidad de países caribeños para pagar el combustible

Internacionales

Durante más de un decenio, una alianza energética con Venezuela garantizó un suministro estable de petróleo a naciones del Caribe y Centroamérica, que compraban millones de barriles con términos de pago preferenciales al gobierno de Caracas.

Por: Jaqueline Charles – El Nuevo Herald

La generosa oferta —60 por ciento en el momento de la compra y el resto pagadero en 25 años al 1 por ciento de interés— permitió a países como Haití, Jamaica y otros usar los ahorros para financiar proyectos sociales para los pobres y controlar el precio del combustible en un momento que el crudo costaba $100 el barril, lo que amenazaba las arcas de muchos gobiernos.

Entonces llegó la crisis en Venezuela y las sanciones norteamericanas. Ahora, esas dos cosas parecen haber logrado lo que Estados Unidos intentó durante mucho tiempo desde que el presidente Hugo Chávez creara la alianza petrolera PetroCaribe en junio del 2005 con 14 países: acabar con ella.

“A mi entender, PetroCaribe lleva muerta al menos un año”, dijo Jorge Piñón, director del Programa Latinoamericano y Caribeño de Energía en la Universidad de Texas en Austin. “Todos estos países debieron ver lo que se acercaba”.

En momentos que la producción petrolera venezolana se ha reducido a poco más de 1 millón de barriles diarios, de 3.5 millones diarios cuando Chávez asumió la presidencia en 1999, Piñón dijo que el único país que todavía parece estar recibiendo productos del petróleo venezolano es Cuba, que no paga en dinero, sino con el servicio de médicos.

“Me asombra cuando veo un barco de carga salir de Venezuela con destino a Cuba. Eso es una señal de la relación, de la dependencia que tienen los dos países uno del otro”, dijo.

Piñón dijo que los problemas con el suministro de crudo al resto del Caribe y América Latina no deben achacarse a las sanciones estadounidenses, sino en la mala administración del monopolio estatal Petróleos de Venezuela (Pdvsa). Pero algunos países caribeños que en su momento se beneficiaron del generoso subsidio de Pdvsa no concuerdan.

Líderes caribeños dicen que las sanciones económicas impuestas por Estados Unidos, incluidas las de enero sobre las transferencias financieras vinculadas a la venta de crudo venezolano en Estados Unidos, tienen un efecto adverso sobre todo, desde el suministro de combustible hasta el pago de la deuda y la estabilidad en la región..

“Las cantidades de combustible para estos países son muy pequeñas, porque lo que hacen falta barcos pequeños, y Venezuela tiene que pagar eso por adelantado en dólares”, dijo Ralph Gonsalves, primer ministro de San Vicente y las Granadinas. “Venezuela no tiene ningún sistema de pago para pagar esos barcos. Es un asunto de transporte, tan simple como eso. Las sanciones afectan adversamente el pago del transporte”.

Para leer la nota completa, pulse aquí.

Deja tu Comentario

Comentarios