Estudios genéticos revelan que se está formando una peligrosa súper serpiente en los Everglades

Miami

Lo que comenzó como un estudio genético sobre la invasiva población de pitones en Florida ha dado un sorprendente giro argumental: una pequeña cantidad de pitones del cruce entre birmanos e indios con el potencial de convertirse en una especie de súper serpiente de los Everglades.

Para el estudio, publicado el domingo en la revista Ecology and Evolution, los investigadores del Servicio Geológico de Estados Unidos (USGS) examinaron el tejido de la cola de 400 serpientes capturadas en el sur de la Florida, desde Big Cypress Swamp hasta Everglades. Mientras que la gran mayoría parecía ser pitones estrechamente relacionadas con la especie birmana — imagine una reunión familiar llena de primos y primos segundos- 13 tenían marcadores genéticos de pitones indios, una subespecie que, a diferencia de la serpiente birmana amante de los pantanos, prefiere terrenos alto y secos.

El número es bastante pequeño, pero aumenta el riesgo de que con el tiempo algunas serpientes de los Everglades se adapten mejor a un paisaje más variado. Los científicos lo llaman vigor híbrido.

“Si las pitones indias tienen un alcance más amplio, tal vez estas serpientes de los Everglades tienen ahora esa capacidad”, dijo la autora principal y genetista de USGS Margaret Hunter. “Es bastante interesante y bastante sorprendente, pero no sabemos cuán extenso es en esa población”.

Debido a que la evolución parece aborrecer la certeza, también existe la posibilidad de que ocurra lo contrario a través de otro proceso, dijo, eufemísticamente conocida como ‘depresión exogámica’.

Miembros del equipo de investigación de la Universidad de Florida muestran las medidas de una pitón de 18 pies y 8 pulgadas a la que se le practicó una necropsia en el laboratorio de Gainesville en el 2013.

Universidad de Florida / AP.

El estudio originalmente pretendía observar la composición genética de las serpientes del sur de la Florida para comprender mejor cómo se diseminan y así poder controlarlas. Las pitones comenzaron a aparecer en la década de los años 1980, probablemente procedentes de una instalación de cría en el sur de Dade o de mascotas liberadas. En el año 2000, fueron declaradas residentes oficiales en el Parque Nacional Everglades y desde entonces han continuado expandiéndose hacia el norte en las extensas áreas de conservación acuáticas del estado y hacia el oeste en Big Cypress. En el 2016, se hallaron por primera vez reproduciéndose en los Cayos.

Si las serpientes en diferentes áreas tuvieran ADN diferente, eso podría dar una pista sobre cómo han podido reproducirse y propagarse tan rápido.

“Inicialmente estábamos buscando la estructura de la población para obtener alguna información que arrojara algo de luz sobre la dinámica de la invasión, o las áreas centrales donde la población pudiera estar reproduciéndose y luego enviar a los migrantes”, dijo Hunter.

Pero la población de pitones es tan grande — los investigadores creen que se trata de miles basados en la fuerte caída de casi todos los pequeños mamíferos en la zona — que la baja diversidad no está impidiendo la capacidad de adaptación de la serpiente, agregó Hunter.

Investigadores de la Universidad de Florida muestran una pitón que capturaron en los pantanos.

Con información de: NotiNewsMiami

Comments

comments