Por Casto Ocando: La orfandad financiera del régimen

Economía Nacionales

Por Casto Ocando

La decisión del banco turco Ziraat de suspender operaciones con el Banco Central de Venezuela (BCV) mostró un giro crucial en el apoyo de Turquía a la dictadura de Nicolás Maduro, y dejó en claro que el dinero y las ganancias siempre son más importantes que las alianzas basadas en ideología y estrategia geopolítica, sobre todo cuando estas alianzas no suponen rendimientos en efectivo.

Ziraat, el mayor banco de Turquía, con más de $92,000 millones en reservas, es un banco estatal que produce las mayores ganancias del sistema bancario del país. En el primer semestre de 2019, Ziraat obtuvo ganancias de $484 millones.

Como el banco más grande y más importante de Turquía, las decisiones del banco pasan por las manos del presidente Recep Tayyip Erdogan. Ziraat basa su estructura financiera en los llamados fondos soberanos de Turquía, que son manejados directamente por Erdogan. La importancia de Ziraat para la estabilidad económica de Turquía es crucial.

Por ejemplo, medidas recientes para reanimar la economía turca, afectada por la caída de la lira y la creciente deuda interna, incluyeron por orden de Erdogan planes para que Ziraat ofreciera préstamos masivos a bajo interés, para resolver, por ejemplo, las deudas por tarjetas de crédito, considerado un gran problema en Turquía.

“Las deudas de los ciudadanos que tienen problemas de repago (de tarjetas de crédito) serán reunidas bajo un solo paraguas, vía el banco Ziraat”, declaró Erdogan en enero pasado al anunciar el plan. Aunque estas medidas fueron anunciadas como parte de un plan para beneficiar a la población afectada por las deudas de cara a las elecciones regionales de marzo pasado, los resultados desfavorables para Erdogan en Estambul, mostró el límite de su estilo autoritario tras 16 años de gobierno.

La suspensión de operaciones entre Ziraat y el BCV elimina un aliado crucial para la decadente dictadura, que cada día tiene menos vías para movilizar sus recursos malhabidos. A pesar de todo, parece ser una cuestión de tiempo.

Deja tu Comentario

Comentarios