Cambian nombres y vuelven “fantasmas” a tanqueros que trabajan con Pdvsa para seguir regalando petróleo a Cuba

Economía

Detener el flujo de petróleo venezolano a su aliado Cuba podría ser más difícil de lo que Estados Unidos esperaba. Se está cambiando el nombre de los petroleros y los buques están apagando sus transpondedores para navegar bajo el radar del gobierno de los Estados Unidos.

Por: Lucia Kassai y Ben Bartenstein – Bloomberg / Traducción libre del inglés

La embarcación Ocean Elegance, un petrolero que ha estado entregando crudo venezolano a Cuba durante los últimos tres años, pasó a llamarse Océano luego de ser sancionado en mayo. El barco S-Trotter, otro que está en la lista de sanciones, ahora se conoce como Tropic Sea, según datos compilados por Bloomberg.

El petrolero Nedas, luego de ser sancionado en abril, realizó una entrega de incógnito a Cuba porque apagó su sistema de rastreo satelital. No se le hizo seguimiento durante 42 días, pero los informes de envío muestran que entregó petróleo a Cuba. Después de las entregas fantasmas, cambió discretamente su nombre a Esperanza. El Nedas / Esperanza ha entregado 2 millones de barriles de crudo a Cuba este año, según los informes de envío.

Detener el flujo entre los dos países puede resultar difícil. Hay más de 4.500 tanqueros petroleros en operación a nivel mundial, y la estatal Petróleos de Venezuela SA también utiliza buques de productos petroleros, lo que se suma a la complejidad de la tarea.

Sin embargo, EEUU sigue apuntando a los envíos entre los dos países y apunta a cerrar las lagunas en las sanciones, según un alto funcionario de la administración estadounidense. El objetivo es cortar de manera quirúrgica y metódica los fondos al régimen de Nicolás Maduro.

“Los Estados Unidos continuarán apuntando a las entidades involucradas en el transporte de petróleo entre los dos países (Venezuela y Cuba) y tiene como objetivo cortar aún más el acceso de Maduro y sus amigos a los fondos derivados de las ventas de petróleo a Cuba”, dijo el portavoz del Consejo de Seguridad Nacional, Garrett Marquis, dicho por correo electrónico. “Quienes eluden las sanciones lo hacen bajo su propio riesgo”.

La semana pasada, el Departamento del Tesoro sancionó a Cubametales , el importador estatal de petróleo y metales, porque la compañía con sede en La Habana está importando crudo venezolano y Cuba, a cambio, “continúa brindando apoyo, incluida la asistencia de defensa, inteligencia y seguridad, al régimen ilegítimo del ex presidente Nicolás Maduro”, dijo el Tesoro en un comunicado.

Cuba importa crudo venezolano para sus refinerías y fuel oil para operar sus centrales eléctricas y generar electricidad. El suministro de petróleo venezolano se acordó en un apretón de manos entre los ex presidentes Hugo Chávez y Fidel Castro y luego se conmemoró en un contrato. Los envíos a Cuba alcanzaron un máximo de 103,000 barriles por día en 2009 y han ido disminuyendo con los años, según los datos publicados por PDVSA. Los volúmenes cayeron a 35,177 barriles por día en la primera mitad de 2019, en medio de una menor producción y sanciones, según datos compilados por Bloomberg.

Deja tu Comentario

Comentarios