Barclays: Venezuela está urgida de comenzar la transición para recuperarse

Economía

El último informe de la empresa de servicios financieros sobre el país se titula “La primavera venezolana”. Allí se asegura que el tiempo es una variable crucial si se quiere rescatar la economía

Como “La primavera venezolana” titula la empresa de servicios financieros Barclays su más reciente informe sobre la situación del país que, a pesar de las dificultades, identifican como una oportunidad para una reconstrucción económica que podría completarse en un período de cinco años.

Sin embargo, los analistas de Barclays se encargan de aclarar que todo depende de la salida de la crisis política que atraviesa Venezuela en la actualidad. El documento es muy enfático en afirmar que el tiempo es un factor muy importante, pues cuanto más se tarde el país en retomar la senda democrática, más difícil será la recuperación económica. Esto último debido al acelerado ritmo de deterioro de los sistemas productivos, de mercado y hasta sociales.

El informe lo titulan haciendo alusión a la serie de eventos que se conoció como la Primavera Árabe, en la que ciudadanos en países del norte de África clamaban en las calles por democracia y respeto a los derechos humanos, y que al final llevó al cambio de gobiernos.

“Aunque la crisis en Venezuela implica serios riesgos, y el costo social y económico es ya de grandes dimensiones, nosotros vemos la situación de Venezuela como una oportunidad no solamente para reinstitucionalizar el país, sino también para implementar reformas que realmente pueden ser un reto, pero pueden llevar a un ciclo de expansión para mercados emergentes en los próximos cinco años”, explica el informe. Ponen como ejemplo que muchos países que han sufrido profundas crisis han podido recuperarse en un lustro, por lo que consideran que es posible, sobre todo tomando en cuenta la importancia geopolítica del país, los recursos naturales que posee y una infraestructura que sigue en pie.

En este punto coincide el asesor y experto en el sector de hidrocarburos César Mata, quien considera que la recuperación del país pasa por la recuperación de este sector. “Los principales ingresos de Venezuela vienen del petróleo. Hace falta que se definan reglas claras que estimulen la inversión, tanto externa como interna, para que comience a generar las divisas necesarias para sostener al país”.

La implosión

La crisis social, política y económica se ha ido deteriorando de manera más acelerada en este primer trimestre de 2019, de acuerdo con los analistas de Barclays. Consideran que la situación es insostenible, sobre todo porque los ingresos han disminuido considerablemente, especialmente por la baja en la producción petrolera. La situación se agrava, además, por el colapso de los servicios y el abastecimiento. Por todo esto consideran que es muy probable la implosión del régimen como último evento que daría paso a la transición.

“Consideramos que la disminución en la generación de ingresos es incluso más grande que lo que reflejan las cifras de producción petrolera”.

Sobre el estado de la industria venezolana de hidrocarburos, Mata afirma que hay que verla como un todo, como lo toma el informe Barclays, pues no solamente es Pdvsa la única empresa que integra este sector. “Hay inversionistas nacionales privados y hay extranjeros que también son parte de este sector duramente golpeado por la crisis”.

Más allá de las cifras de disminución que se registran en diferentes organismos, se sabe que con las fallas eléctricas la industria petrolera ha sufrido especialmente y que para el mes de marzo la producción bajó a 900.000 barriles diarios. Barclays proyectaba una disminución de la producción, por lo menos, de 500.000 barriles por día, pero es probable que la caída sea mucho más grande a partir del deterioro energético.

“La debilidad del gobierno aumenta evidentemente. Ha sido incapaz de ofrecer una clara explicación de la falla general de electricidad más allá de acusar a Estados Unidos de sabotaje sin mostrar ninguna prueba. El colapso de los servicios públicos ha llevado a la suspensión de las clases y las actividades laborales, lo que ha empujado a una economía que si bien se esperaba que se contrajera agudamente, más bien ha pasado a una parálisis total”, afirman en el informe.

Al respecto, el presidente de Fedecámaras, Carlos Larrazábal, asegura que el régimen tomó medidas ante la emergencia eléctrica que afecta al sector productivo directamente, pero sin estar debidamente publicadas de manera oficial y sin ni siquiera ofrecer una explicación sobre los trabajos que se están haciendo para resolver la crisis.

“Hay empresas de trabajo continuo que no pueden darse el lujo de parar la maquinaria a las 2:00 de la tarde para encenderlas al día siguiente. Estas medidas lo que hacen es dificultar las líneas de producción y hasta encarecer los procesos, lo que se trasladará al consumidor. Al final, lo que va a suceder es que aumentarán los precios y el desabastecimiento”, explicó.

Lo que afirma el presidente del gremio de empresarios se corrobora en el informe de Barclays: “Aunque el servicio eléctrico sea completamente restablecido en la mayor parte del país, el abastecimiento de bienes continuará deteriorándose y la tensión irá en aumento en las próximas semanas”.

El tiempo es crucial

“Si la crisis se prolonga, el país se arriesga a un nivel de ingobernabilidad tal que implicaría serias consecuencias, y la capacidad de recuperación de la economía se vería comprometida”, advierte Barclays.

El informe repasa las opciones para salir de la situación actual, incluso la implosión del régimen y la ayuda militar externa. También menciona que España se han abierto a la posibilidad de permitir la entrada a ese país a los que le den la espalda a Maduro. Sin embargo, asegura que la alternativa diplomática sigue siendo la vía que más partidarios tiene.

Deja tu Comentario

Comentarios