Conoce los seis ataques cibernéticos que sacudieron el mundo

Tecnología

La filtración de datos que afectó a legisladores de todo el espectro político alemán fue la última de una serie de ataques cibernéticos destacados en todo el mundo. DW revisa otros cinco que han acaparado titulares.

EE.UU.- 1999: Pirata informático ataca la NASA y el Departamento de Defensa de EE. UU. Jonathan James tenía solo 15 años cuando infiltró repetidamente el Departamento de Defensa de Estados Unidos y la Administración Nacional de Aeronáutica y del Espacio (NASA) en 1999. Durante el ataque contra la Agencia de Reducción de Amenazas del Departamento de Defensa, una oficina encargada de contrarrestar las amenazas de armas nucleares, biológicas y químicas, robó nombres de usuario y contraseñas y más de 3.000 correos electrónicos.

Debido a que cometió los delitos como menor de edad, fue sentenciado a detención de menores durante seis meses. James se suicidó en 2008 después de que el Servicio Secreto de Estados Unidos lo acusara de estar involucrado en otro ataque cibernético.

2014: Presunto ataque de Corea del Norte a Sony. En noviembre de 2014, Sony Pictures sufrió un ataque cibernético después de que un grupo de hackers que se llamaban a sí mismos Guardianes de la Paz obtuvieran acceso a la red de computadoras de la compañía. Corea del Norte negó su responsabilidad, pero describió el ataque como una “acción justa” en respuesta a la película de Sony “La entrevista”, una comedia que describe la muerte violenta de Kim Jong-un de Corea del Norte.

El Departamento de Justicia de Estados Unidos finalmente acusó al norcoreano Park Jin-hyok en septiembre de 2018 por estar detrás del ataque. El FBI dijo que Park había trabajado con una compañía que operaba como fachada para el Gobierno de Corea del Norte.

2015: Ataque a la red eléctrica de Ucrania. En diciembre de 2015, unas 230.000 personas quedaron hasta seis horas en la oscuridad después de que piratas informáticos se infiltraran en tres compañías de energía y cerraran temporalmente los generadores en tres regiones de Ucrania.

El servicio de seguridad de Ucrania culpó al Gobierno ruso por el ataque. Por otra parte, sin nombrar a Moscú, algunas compañías privadas de seguridad de Estados Unidos que investigaron el suceso dijeron que creían que este se había originado en Rusia. Se cree que este ataque es la primera vez que piratas informáticos pueden atacar con éxito una red de distribución de electricidad.

2016: Elecciones presidenciales en Estados Unidos. Piratas informáticos filtraron miles de correos electrónicos del Comité Nacional Demócrata (DNC), la junta directiva del Partido Demócrata, durante las elecciones presidenciales de 2016. La filtración avergonzó al liderazgo del partido, quien expresó su desdén en algunos correos electrónicos por la campaña de Bernie Sanders, un candidato que había competido con Hillary Clinton para convertirse en el candidato presidencial del partido.

El Departamento de Justicia de Estados Unidos acusó más tarde a 12 rusos –que se cree son agentes de la agencia de inteligencia militar de Rusia, el GRU– por llevar a cabo el ataque cibernético. Los cargos fueron emitidos por el abogado especial Robert Mueller, quien está investigando las denuncias de que el Gobierno ruso intervino en la votación presidencial para ayudar a elegir al entonces candidato del Partido Republicano, Donald Trump.

2017: WannaCry. Un ataque con un ransomware conocido como WannaCry infectó a unas 300.000 computadoras en 150 países en mayo de 2017. El software cifró los archivos y exigió a los usuarios entregar cientos de dólares a cambio de claves para descifrar los archivos.

El ataque afectó a hospitales, incluidos muchos pertenecientes al Servicio Nacional de Salud (NHS) del Reino Unido, bancos y otras empresas. La compañía FedEx dijo que había perdido cientos de millones de dólares como resultado del ataque. Estados Unidos y Reino Unido culparon a Corea del Norte, una acusación que Pyongyang negó y que calificó de “grave provocación política”. 

2019: Ataque del Bundestag alemán. En enero de 2019, la Oficina Federal de Seguridad de la Información de Alemania (BSI) dijo que estaba investigando un ataque cibernético contra cientos de políticos, incluida la canciller alemana, Angela Merkel. El ataque cibernético se dirigió a todos los partidos en el Parlamento alemán, excepto al partido de extrema derecha Alternativa para Alemania (AfD).

Información financiera, tarjetas de identificación y chats privados se encontraban entre los datos que los hackers publicaron posteriormente en línea. El número de fax de Merkel, la dirección de correo electrónico y varias de sus cartas también fueron publicadas. El Gobierno aún no ha nombrado ningún sospechoso o no ha divulgado posibles motivos para el ataque.

Deutsche Welle

Comments

comments