Causas y soluciones contra el mal aliento

Salud

El problema del mal aliento afecta a gran parte de la población ocasionado por múltiples factores que pueden tener como causa hábitos de tabaquismo y el alcoholismo, problemas estomatológicos, la sequedad de la boca, y puede derivarse de enfermedades como la diabetes o trastornos en el hígado, como por supuesto de un mal cuidado de la higiene bucal, lo que puede desencadenar baja autoestima en quienes poseen esta condición.

Karen Vásquez
[email protected]
Santo Domingo

Hay más de 80 millones de personas que sufren de halitosis crónica o mal aliento. Su origen es la lengua y las encías.

De acuerdo a la odontóloga Penélope Ramírez es una condición muy común en los pacientes, un gran número de ellos se atienden en clínicas odontológicas.

Atribuye esta condición a distintos problemas que pueden deberse tanto a enfermedades como a malos hábitos, y en las mujeres, circunstancias específicas puede deberse a los cambios hormonales que presentan durante el embarazo.

Sin embargo, puntualiza que en las mañanas, al despertar, las personas pueden tener mal aliento producto de la placa bacteriana durante esas horas del día, pero que si continúa tras los cepillados, hay que visitar a un profesional de la salud bucal, cuanto antes.

“Hay un aliento que es normal por las mañanas, que las personas dicen que tienen mal aliento en las mañanas pero eso es normal, porque hay acumulación de placa bacteriana durante esa hora, lo que llamaría la atención es que en el transcurso del día tras cada cepillado, persista la condición”.

El remedio para combatir esta desagradable situación es atacando la causa, pero en el caso de las personas que aún no la han desarrollado es mediante el uso de accesorios de la higiene oral como son: enjuague bucal, hilo dental, cepillos interdentales, cepillos de lengua, para limpiar la parte posterior del dorso de la lengua, que es donde se acumula mucha placa, de acuerdo a la profesional.

Para el caso de los pacientes con prótesis, o aparatología como lo es la ortodoncia, tienen que manejar ese aspecto a través de la utilización de enjuagues dentales, cepillos interdentales, “para limpiar las zonas del aparato en las que las técnicas del cepillado normal no lograría”.

Para el cepillado, si se posee un aparato removible como es el caso de la prótesis se debe retirar de la boca o enjuagarse la boca si no tiene dientes y “si tiene dientes debe cepillarlo sin el aparato en boca”.

FORMAS DE EVITAR EL CEPÍLLESE
1 LOS DIENTES DOS VECES AL DÍA.
Cepíllese los dientes de dos a tres minutos por lo menos dos veces al día para eliminar la placa y los restos de comida.

2 USE HILO DENTAL TODOS LOS DÍAS.

3 CEPILLE O FROTE SU LENGUA. Use un raspador de lengua, que se encuentra disponible en farmacias. Si no tiene un raspador de lengua, puede usar su cepillo de dientes para cepillarla.

4 USE UN ENJUAGUE BUCAL.

5 DEJE DE FUMAR Y EVITE LOS PRODUCTOS CON TABACO. El tabaco tiende a secar su boca y puede dejar un olor desagradable que permanece aún después de cepillarse los dientes.

6 VISITE AL DENTISTA

7 MANTÉNGASE HIDRATADO. Asegúrese de beber suficiente cantidad de agua al día para evitar la sequedad en la boca.

8 MASTIQUE CHICLE SIN AZÚCAR.  Chupar un caramelo sin azúcar o masticar un chicle sin azúcar ayuda a estimular el flujo de saliva. La saliva ayudará a arrastrar los restos de comida y las bacterias que causan el mal aliento.

9 MASTIQUE UNA ZANAHORIA, UN TALLO DE APIO O UNA MANZANA. Los refrigerios de frutas y vegetales frescos y crocantes aumentan el flujo de saliva entre las comidas y ayudan a arrastrar las bacterias de los dientes, la lengua y las encías, que pueden provocar mal aliento.

Con información de: Listin Diario

Comments

comments