Alex González dio su último rugido con los Leones

Deportes

Alex González puso fin a una carrera en la que maravilló a las Grandes Ligas con sus atrapadas, ganó una Serie Mundial, una Serie del Caribe y fue campeón en Venezuela con los Leones, equipo que le vio nacer como profesional y con el que dijo adiós.

“No me podía ir sin despedirme de la fanaticada de los Leones del Caracas”, comentó el pelotero de 41 años el jueves en medio de la emotiva jornada de despedida.

Vistiendo por última vez el uniforme del club más ganador del béisbol venezolano, dueño de 20 campeonatos, González alineó como primer bate y shortstop, posición de sus grandes éxitos, en el segundo juego de una doble tanda entre Caracas y Águilas del Zulia, ganado 2×1 por los capitalinos con jonrón de Jeffrey Báez en el noveno episodio.

Dio el último de sus 372 hits en la Liga Venezolana de Béisbol Profesional (LVBP) antes de salir ovacionado del diamante del Estadio Universitario. No dejó de mostrar las virtudes que lo hicieron famoso con el guante, al participar en una jugada de doble play.

“Quería terminar en el campocorto, así como comencé (…). Me quise ir jugando, porque me inicié en esto jugando”, aseguró González.

“Ustedes son lo mejor que he tenido”, expresó dirigiéndose al público.

Se despide de los Leones con 16 temporadas a cuestas, en las que conectó 372 imparables, 74 dobles, 13 triples y 38 vuelacercas. Celebró un campeonato de la LVBP con los Leones en la temporada 2005-2006 y, con esa misma camada, conquistó la Serie del Caribe.

– Sangre de campocorto –

González jugó 16 temporadas en Grandes Ligas entre 1998 y 2014 con siete novenas: Marlins de Florida, Medias Rojas de Boston, Rojos de Cincinnati, Azulejos de Toronto, Bravos de Atlanta, Cerveceros de Milwaukee y Tigres de Detroit.

Bateó de por vida para promedio de .245, con 1.418 hits, 332 dobles, 31 triples y 157 cuadrangulares, 690 carreras impulsadas y 667 anotadas.

Fue su guante, sin embargo, la gran carta; siendo digno heredero de la larga estirpe de campocortos hechos en Venezuela, con figuras como Alfonso ‘Chico’ Carrasquel, Luis Aparicio -miembro del Salón de la Fama de Cooperstown-, David Concepción, Oswaldo Guillén y Omar Vizquel.

Sus mejores tiempos los pasó en los Marlins, formando parte del equipo que venció a los Yanquis de Nueva York en la Serie Mundial de 2003. Compartía entonces en el dugout con otros dos venezolanos, Ugueth Urbina y Miguel Cabrera, un prometedor jovencito que terminaría convirtiéndose en uno de los mejores bateadores de los últimos años en las mayores.

González, además, estuvo en el Juego de Estrellas de 1999.

“Tuve la oportunidad de ser campeón de la Serie del Caribe y campeón de la Serie Mundial. Hay muchos peloteros que nunca lograron eso (…). La única frustración que tengo es no haber ganado un Guante de Oro, aunque estuve nominado varias veces”, rememoró González.

– Referente –

Como un presagio del futuro que le esperaba, Alex González debutó en la LVBP con los Leones supliendo a Omar Vizquel.

“Es una experiencia que no se me olvida”, relató González hace unos días cuando se incorporó a las prácticas de los melenudos para preparar su despedida. “No era fácil cubrir la posición de un gran campocorto como fue Vizquel, cubrir ese espacio, y gracias a Dios las cosas me salieron bien”, agregó.

Y, como Vizquel, él terminó siendo referente para los jugadores que vinieron detrás.

“Soy fanático de Alex. Muchas cosas las copié de él cuando era niño”, contó el actual custodio del shortstop de los Leones, Gregorio Petit, quien viene de jugar en las Grandes Ligas en 2018 con los Mellizos de Minnesota.

AFP

Comments

comments